sábado, 9 de febrero de 2019

Racanería política


          
    ¿Qué le pasa a la clase política española en la actualidad? ¿No se supone que nuestros representantes políticos, se deben ocupar de buscar las mejores soluciones a los problemas de la ciudadanía?

     No hace falta ser ningún experto en economía, en ciencias empresariales, políticas, laborales o sociales, para saber cuándo se necesitan recursos económicos, si no se llega a fin de mes y no se puede pagar una hipoteca o el alquiler mensual.  En muchas familias, se conoce a algún miembro de ella que está en desempleo. Las principales preocupaciones son la sanidad, la educación, el empleo y las pensiones

       Pues yo no veo a los líderes de los partidos buscar el, tan manido mantra, diálogo, para llegar a acuerdos mayoritarios en estas cuatro cuestiones tan relevantes para la ciudadanía de todas las comunidades autónomas.

        Nuestros representantes y representantas (por recordar alguna de las majaderías con las que nos quieren entretener), sin recurrir al “diálogo”, se ponen de acuerdo entre ellos para pagar menos a hacienda, subirse el sueldo mensual, asegurarse pensiones vitalicias y, “colocar” a sus allegados, en el chollo de tetar de las arcas públicas.

         Estamos en manos de la racanería política. Estamos a merced de “trepas” que buscan, permanentemente, medallas, puestos, sillones y, por supuesto, su beneficio personal. La mezquindad de sus ruines acciones, que se resumen en: mirar más por sus propios beneficios que por los intereses de los demás.  El mezquino perjudica a las personas, sin hacerse responsable de sus actos.

         Alguien, tal vez, podría presentarme a algún dirigente político actual que no fuera un rácano o mezquino. Siempre hay excepciones, pero para ser líder político, no basta con buena voluntad. Se necesita ser inteligente para “dialogar” y tener agallas suficientes de proponer soluciones realistas. Y si no lo consigue, recoger los trastos y marcharse a su casa con la humildad de quien sabe reconocer las propias limitaciones.

martes, 15 de enero de 2019

Entre amigos


Encanto de los soles,
mil sonrisas que donas,  
a espuertas rellenas
de afinidad y dones.

Hechizo en los brazos,
cargados de ternura.
Lunas de miel, dulzura
circundada de abrazos.

Humanidad, deleite.
Cariño derramado,
amistad con agrado.
Amor benevolente.

Estima en la bondad.
Simpatía en las manos,
son afectos humanos,
silencios, intimidad.