Etiquetas

viernes, 15 de noviembre de 2019

Profesores influencers


Jamás pensé que la actuación de un profesor pudiera ser tan importante para la vida de los alumnos. Recuerdo algunos de los gestos de cercanía de mis mejores profesores. Destaco el siguiente:
Yo tendría unos doce años. Estaba jugando en el recreo con mis compañeros de clase. Corríamos unos detrás de otros para pillarnos. Yo no era menos e iba desenfrenado detrás de otro niño. Tropecé y me dí un batacazo contra el suelo.  Rompí a llorar de inmediato y me senté en un escalón mirando el rasguño que llevaba en la rodilla. En ese momento se acercó un profesor  y me dijo:
- ¡Vamos a ver qué te ha pasado!  Me dio un golpecito con sus nudillos en la rodilla, el reflejo rotuliano hizo que mi pierna se levantara inesperadamente para mí. Consiguió arrancarme una sonrisa mientras me decía:
- ¡Ah, pues funciona!
Siempre le recordaré. Su gesto hizo que le cogiera cariño para toda la vida. Ahora, cuando veo a alguien en una situación parecida, me acerco a él,  recordando el gesto de aquel profesor y pienso: "¡Ojalá pueda arrancarle una sonrisa!" Después, busco con precisión dónde puede estar esa rótula para hacer que brille en su rostro un poco de alegría.

Tomado de mi primer libro publicado "Recetas de aula".

lunes, 9 de septiembre de 2019

Así


Así
Se fue la tarde a buscar el alba.
Dejando suspiros secos en la sombra.

Así.
Camina ella de espaldas.
Derramando el cabello a las miradas.
 
Así.
La luz traspasa el muro de hielo.
Enfriando esperanzas.

Así.
Se agrietan los silencios mudos
Y la noche absorbe ignotas nadas.

Así.
Cruje la madera vieja y seca.
Que sujeta el cartel en la encrucijada.

Así.
Se duerme el día que parece eterno.
Y, cuando nadie lo espera, el ruiseñor calla.



lunes, 8 de julio de 2019

Allí estaré. Celebrando el día de la Comarca. Dando alguna clave de este tipo de mujer que representa Safira. Disfrutando de vuestra compañía en esta villa maravillosa que es Trasmoz.

lunes, 24 de junio de 2019

Acto de presentación: Los anhelos de Safira




Aquí os dejo el vídeo, realizado por Manuel Bona, que recoge el acto celebrado el 20 de Junio, sobre la presentación del libro Los anhelos de Safira
Presenta la novela una persona muy especial y entrañable, Ángel Pérez Jiménez. No os perdáis su intervención. Disfrutar de la fuerza de sus palabras y el humor inteligente de su mensaje. Si además os atrevéis a leerla, me sentiré un privilegiado.

sábado, 15 de junio de 2019

martes, 11 de junio de 2019

Presentación Los anhelos de Safira


Presentará el libro Ángel Pérez Giménez, no os perdáis una ocasión tan estupenda para disfrutar juntos. El libro es una novela que trata de,
"Una mujer joven con espíritu independiente, se traslada del pueblo a la ciudad para realizar sus proyectos con libertad. Lucha, con todas las fuerzas, por alcanzar sus anhelos. Uno de ellos es descubrir a un hombre que responda a sus expectativas personales. Piensa que las parejas con las que se relaciona necesitan ayuda. Sin embargo, el esfuerzo realizado por salvar sus vidas se topa con diferentes obstáculos."




lunes, 3 de junio de 2019

Los anhelos de Safira


Todavía las hojas de esta novela están calentitas, recién salidas de imprenta, preparadas para ser devoradas por quienes le gusta leer. A vuestra disposición desde este mismo momento. Esperando la primera presentación y puesta en sociedad. Deseo que os guste.



domingo, 12 de mayo de 2019

Mejor no pensar

Mejor no pensar en los partidos. No hay partido que represente la mayoría de mis intereses y todos los partidos recogen algunos de ellos. Los partidos están a las órdenes de sus líderes, a sus intereses electorales, a su conveniencia personal. Mientras prometen al pueblo el oro, se dedican a calcular la probabilidad de conseguir sillones, puestos estratégicos con nómina que garanticen el saneamiento económico personal y a ser posible el de sus familiares y amigos.

El jefe del partido dice “A” y sus partidarios, como borregos dicen “A”. Cuando me refiero a partidarios incluyo a diputados, senadores, alcaldes, jueces, periodistas y militantes de su cuerda. Todos a una como los de Fuente Ovejuna.

Nos hemos dado una democracia y la estamos contaminando en lo esencial. Se supone que la democracia se basa en la libertad de los ciudadanos, sin embargo, se está sustituyendo por el sucedáneo de “lo políticamente correcto”. La salida más airosa ante la presión mediática uniforme es la autocensura. Nadie osa criticar, opinar, debatir, lo que no es políticamente correcto. Y, si se atreve, se le aplasta con todos los medios disponibles. El silencio en los medios de comunicación o la descalificación global. 

El debate sobre las ideas se ha sustituido por el arma de las descalificaciones. Las propuestas razonadas se tachan con una “x” y en su lugar se pone el “argumento” izquierda o derecha. Y, por si no ha quedado claro, aparece el sabio de turno, con su aportación lingüística que evidencia la contundencia de la afirmación diciendo: ultraizquierda o ultraderecha. Y zanjado el debate.

         Mejor no pensar en la relevancia que tiene el voto que depositamos en las urnas cuando tocan elecciones. Se te ponen los pelos de punta saber de antemano que lo van a utilizar no para mejorar la situación de las personas, sino para afianzar la intransigencia de sus actitudes partidistas y con ello, impedir la cordura que invita al diálogo real y a la búsqueda de consensos útiles para la mayoría de los ciudadanos.