sábado, 9 de junio de 2018

TINTA Y TIEMPO. Acto de presentación del libro.


Si no disponéis del tiempo para visualizar el vídeo, no pasa nada. Leer el libro Tinta y tiempo. Son retazos de vida derramados con tinta, sobre el papel de la vida.

· 
Las palabras de Ángel Pérez Giménez en la presentación del libro. Merece la pena disfrutarlas. Gracias Ángel, de corazón.

viernes, 8 de junio de 2018

Acto presentación TINTA Y TIEMPO





¡Una gozada! Ayer, en la presentación de mi libro TINTA Y TIEMPO, Ángel Pérez Giménez nos hizo pasar un rato buenísimo. Nos reímos,nos hizo pensar y además nos tocó el corazón. Alegría y poesía, besos, versos y abrazos. Un placer para los sentidos. Muchas gracias a quienes nos acompañasteis. Muchas gracias porque formáis parte importante de nuestra vida. Millones de besos y abrazos.

miércoles, 23 de mayo de 2018

Presentación del libro TINTA Y TIEMPO

Una ocasión para juntarnos. 
Para disfrutar de la palabra, del abrazo, de los versos y de los besos.


         Tinta y tiempo, palabras escritas con tinta y derramadas sobre un papel en blanco, son evidencias de las historias vividas en el corazón. El tiempo es testigo silente de la emociones, del dolor y del amor. Los versos, besos. Los poemas denuncias encaradas o caricias del alma. La sensibilidad, la ternura, el viento o la mirada, un rumor de tanta felicidad hurgada.

miércoles, 11 de abril de 2018

Enseñar a ser feliz


         Me gustaría comenzar de nuevo mi etapa de profesor para enseñar a mis alumnos a desaprender lo que se da por supuesto que es lo que hay que saber. 

      El aprendizaje es necesario para adquirir las destrezas más elementales. Claro. Hay que aprender a comer solos. ¿Qué pasaría si tuviéramos la veintena de años cumplidos y la mamá todavía tuviera que darnos la papilla, cortarnos los filetes de carne y acercarnos el vaso para beber agua? Difícil de imaginar, ¿verdad? Está claro que conviene saber las operaciones básicas, sumar, restar, multiplicar y dividir. Hay que alfabetizarse y si es posible doctorarse, por supuesto. 

   Pero sobre todo hay que “ser  y ser feliz”. ¿Qué educador se dedica a ello con todas sus energías?

    Enseñar a desaprender la competitividad como elemento que fomenta la exclusión de alguien en beneficio personal. Enseñar que el fin no justifica los medios y el respeto a mis semejantes en el camino es más importante que la meta de llegada. Enseñar a disfrutar de las cualidades personales y ponerlas al servicio de los demás. 

   Enseñar a no ser como el resto del mundo, sino a desarrollar las propias capacidades como aportación genuina a la sociedad. Enseñar la ética que supera la justicia y la coherencia que concilia la libertad con la responsabilidad.


De mi último libro: "¿Para qué fui a la escuela?"
https://www.youtube.com/watch?v=UXQYEBWPAaA