Etiquetas

jueves, 23 de febrero de 2017

Violencia de género

    La violencia de género se refiere exclusivamente a la violencia que ejerce el género masculino contra el femenino. A fecha de 22 de febrero de 2017 van desgraciadamente 15 mujeres asesinadas. El año 2016 fueron 55 mujeres, según consta en la Federación de Asociaciones de Mujeres Divorciadas y Separadas. Una vergüenza, un horror insoportable en esta sociedad del siglo XXI. Datos que ponen los pelos de punta. Mi condena sin paliativos.
         He intentado recopilar el dato de los hombres asesinados por sus parejas y me ha resultado prácticamente imposible. El primer impulso es pensar que no se da este supuesto, lo cual es gratificante. Ya sé que lo que no se publica “no existe” y me da a la nariz que no debe ser tan idílico que solo se ejerza la violencia de género en una única dirección: del hombre hacia la mujer.
         Lo cual me lleva a concluir que lo políticamente correcto es poner el énfasis en la palabra “género”, como dando a entender que lo importante es el carácter femenino de quien sufre la violencia y no se pone el acento en la palabra “violencia”, la ejerza el género masculino o femenino.

         La violencia es el principal problema de esta sociedad hipócrita. Cualquier persona, hombre o mujer, que consiente la falta de respeto, fomenta la agresividad, educa en la ira, estimula el rechazo a quien no piensa igual, ejerce el egoísmo, impone su voluntad por la fuerza, etc… se convierte en una persona violenta, sea del género que sea. Y la violencia es el principal horror que estamos consintiendo.  

lunes, 6 de febrero de 2017

Límite

Cuán difícil trazar el límite y
qué infinita línea del horizonte,
entre el océano y el cielo.

Insoportable tortura y sufrimiento,
si no cede la dolencia del liviano dolor.
Tormento, la persistencia en la aflicción.

Sin consciencia, ni vida con sentido,
cuando todo se ha perdido,
amor y desamor se parten en dos.

Las arrugas aparecen sin presentarse.
El crono ya se esfumó
contemplando las saetas del reloj.

La noche llega a ser tal
si la tarde decide abandonar al día
que todavía le sustenta.

Y el deseo mantiene la ilusión,
y aguanta al microsegundo justo
que le regala una esperanza.

Límite, eterno envolvente.
Vaporoso, velo transparente,
que decide sutil entre vida y muerte.  


Límite y vida con sentido