martes, 16 de agosto de 2016

VIVO



Hoy es un día grande. El mejor de mi vida. Me he levantado y mis piernas me han transportado hacia donde mi mente me ha dirigido. Mis ojos están disfrutando de la belleza de los colores y del blanco y negro. Huelo el aroma de la tierra mojada en los jardines y percibo la maloliente contaminación urbana. Escucho el ruido de los motores de la civilización y la sencilla melodía del piar de un gorrión adolescente. Las manos reconocen los objetos con el simple rozamiento de la piel. ¡Qué bueno me ha sabido el café matinal! Inmenso placer disfrutar de todos los sentidos.

¿De qué puedo quejarme? ¡Estoy vivo!
Publicar un comentario