martes, 11 de noviembre de 2014

Autoestima

La consciencia de las cualidades personales es fundamental para reconocernos tal y como somos. Si sabemos las potencialidades personales haremos todo lo posible por desarrollarlas y ponerlas en acción. La coherencia nos impulsa a que realicemos todo lo que haga falta para mejorar sin medida la tarea de nuestras responsabilidades. La mejora continua en las pequeñas cosas influye de manera decisiva en los grandes proyectos. Cualquier contratiempo o dificultad se puede convertir en una oportunidad de mejora. Las personas que se caracterizan por el cumplimiento de sus compromisos son fiables. Normalmente suelen estar muy ocupadas pero son las que mejor responden a lo que han prometido.
Yo suelo decir con frecuencia que si quieres pedir algo que necesites hacer, encárgaselo a personas ocupadas y comprometidas, seguramente ellas van a responder con los hechos. Si haces la encomienda a personas desocupadas casi seguro que tu encargo quedará sin respuesta. Cuando alguien coherente te dice que puede llevar a cabo una acción la realizará y su compromiso se habrá convertido en realidad en el tiempo determinado. Pero cuando la persona no es coherente, por no quedar mal con los demás, se comprometerá en un primer instante pero cuando se llegue a comprobar el resultado de su tarea justificará con cualquier excusa que no ha podido realizarlo.
De “Caminar a tientas”
Rafa Roldán



Publicar un comentario